La tarde está helada, fuera solo llueve y dentro ya no hay nadie.



Y entonces, una vez que había cerrado hasta la última ventana, se dio cuenta que la corriente de frío venía de adentro.

2 comentarios:

Claudiettha J.V. dijo...

Ese es el peor frío de todos, el que no podemos evitar.

Besos.

S O F I † dijo...

Es un frió difícil de sacar, imposible lograr sentir calidez.
Me gusto el texto y el blog es hermoso.
Un saludo